GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

sábado, 16 de julio de 2016

Cómo hacer tu propio jabón casero


Actualmente muchas personas optan por la propia elaboración de ciertos productos tales como jabones, cremas corporales, etc. Esto es debido a que supone un gran ahorro económico, ayuda al medio ambiente y, además, evitamos ciertos químicos nocivos para nuestra piel y nuestra salud. Por este motivo, hoy os voy a explicar cómo elaborar jabón casero con aceite usado.

El jabón casero se utiliza desde la antigüedad y, de hecho, hasta hace bien poco (nuestros abuelos o bisabuelos) se seguía elaborando y utilizando en los hogares. A mí, personalmente, me agrada más que los jabones comerciales, pues deja la ropa bien limpia y suave, además, deja impecables las prendas blancas. Asimismo, también deja la piel muy suave, al contrario de lo que sucede con los jabones comerciales, que la resecan.

Qué necesitaremos:

1 litro de aceite
½ litro de agua
150 gramos de sosa cáustica
Un puñadito de sal
Si se desea también se puede añadir:
50 ml de aloe vera (yo suelo añadir siempre porque es muy bueno para la piel)
Colorante
Aceites esenciales
*Nota: Se necesitará una cuchara larga de madera o plástico (nunca de metal) y un recipiente (grande) de las mismas características o de acero inoxidable. También necesitaremos unos moldes de madera o plástico con formas para el jabón.

Cómo elaborarlo:

1º Calentamos el aceite y el agua en recipientes separados hasta que lleguen al punto de ebullición.

2º Cogemos el agua y la vaciamos en el recipiente que tenemos para preparar el jabón, posteriormente, añadimos con cuidado la sosa cáustica y un puñadito de sal y removemos hasta su total disolución.

*Nota: Añadir siempre primero el agua y luego la sosa, nunca a la inversa porque se produce una reacción química que nos produciría quemaduras en la piel, ya que llega a unos 80ºC.

3º Añadimos lentamente el aceite (que estará caliente pero no hirviendo) y removeremos de manera constante y en el mismo sentido para evitar que se corte el jabón hasta que adquiera una consistencia estilo un puré.

4º Vertemos el jabón en los moldes, con cuidado para que no caiga fuera. A continuación, ponemos los moldes en un lugar cálido y seco durante unos 2 días para que se solidifique.

5º A los dos días ya podemos desmoldar el jabón, sin embargo, este no se podrá usa hasta pasado un mes, ya que la sosa cáustica es perjudicial hasta pasados los 30 días.

Otros consejos:


-Trabajar en un lugar bien ventilado.
-Usar gafas, mascarilla y guantes protectores, ya que la sosa cáustica es muy corrosiva.

Por último, os dejo este vídeo donde podéis ver el proceso de elaboración del jabón casero:


Fuente: este post proviene de La Huerta de Ivan, donde puedes consultar el contenido original.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+ Followers

Seguidores